Planificadores semanales descargables
3 enero, 2020

Seguro que en alguna asignatura te han pedido que hagas una exposición oral en clase. ¡Que no cunda el pánico! Hoy te damos unos consejos para prepararla bien y unos criterios que debes tener en cuenta en tu presentación.

  • Una vez hayas hecho el trabajo subraya los puntos más importantes o lo que quieras resaltar en la presentación.
  • Prepara un texto con los puntos importantes que transmita lo que quieras decir con un vocabulario sencillo. Este texto te lo puedes aprender de memoria pero lo mejor es reproducirlo de forma natural. Quédate con lo esencial y después lo explicas (no queremos parecer una grabadora).
  • Apóyate en una presentación de diapositivas; desde el clásico PowerPoint hasta algunos programas más modernos como prezi.com. Recuerda que puedes incluir vídeos, encuestas, enigmas,etc.  Recuerda que las presentaciones de diapositivas no deben incluir mucho texto, sólo palabras clave, es mejor completar nuestra exposición con imágenes.
  • Interactúa con el público. Algo que siempre se valora mucho y que hará que tu audiencia te preste atención. Puedes hacerles preguntas, que levanten la mano para hacer una encuesta tipo “¿Cuántos de aquí saben …?” o, después de un vídeo, preguntarles qué les ha parecido. 
  • Si te dejan llevar una nota, prepárala bien. No lleves el texto entero, sólo el guión de las ideas clave. Aunque lo ideal es apoyarse únicamente en la presentación. 
  • Practica. Uno de los pasos más importantes. Ya sea delante de un espejo, con la presentación en el ordenador o incluso con alguien en casa. Así ellos también te podrán dar su opinión sobre qué se puede mejorar. 
  • Cuando haya llegado el momento, es importante que mantengas el contacto visual. Te aconsejamos que digas a tu público que puede levantar la mano si tienen preguntas o hacer comentarios al final de la exposición. 
  • Mantén una postura natural, intenta no “bailar” en el sitio y sonríe. Puedes tener a mano un botellín de agua porque en estos momentos suele ir bien. 
  • Y, sobre todo, ¡disfruta! Si tú disfrutas, tu audiencia también lo hará.